La familia es la organización social básica donde ocurren los momentos evolutivos más importantes para el desarrollo de una persona. La familia también tiene una función protectora y de pertenencia en la que se va creciendo y en la que se conforma la identidad personal, se aprenden formas de relación y de estar en el mundo. No obstante, según avanza el ciclo evolutivo familiar se van atravesando crisis que, en ocasiones, desestructuran el sistema familiar y dificultan la comunicación y el crecimiento de sus miembros. Por ello, cuando las familias tienen que enfrentarse a la labor de educación y crianza es habitual que se encuentren con distintas dificultades que no esperaban.

Para reequilibrarla, restablecer la comunicación y/o ayudar a los miembros del sistema familiar, ofrecemos apoyos que ayuden a las familias a tomar conciencia de sus sentimientos y necesidades, y de las dinámicas que favorecen o dificultan la relación en el grupo familiar.

Creemos que los seres humanos venimos con un motor innato: ganas de aprender, de experimentar, de crear, de dar y recibir amor. Sin embargo, las circunstancias pueden hacer que las personas se vayan desconectando de este motor interno, y se identifiquen más con estrategias que, a largo plazo, dificultan el proceso de conexión emocional. Nosotras entendemos que un asesoramiento familiar eficaz es aquel que busca fortalecer un espíritu de conexión y colaboración entre la persona y su entorno. Por ello, en Dandelión trabajamos desde una visión de parentalidad positiva, buscando apoyar a las familias para que sean capaces de generar ambientes de interacción, convivencia y resolución pacífica de problemas en su vida diaria.

Entre otras dificultades trabajamos el establecimiento de valores o normas y límites en el hogar, ofrecemos apoyo para solucionar conflictos familiares, proponemos recursos para afrontar situaciones como la llegada de un hermano con NEAE, etc… todo ello desde un enfoque que potencia el respeto mutuo y la cooperación.

 

¿Quieres saber más?